Carlos me llamó desesperado porque no soportaba el dolor. Me contó que se había empaquetado comida entre sus dientes y sentía un dolor agudo, muy intenso. Carlos tenía dolor de encías.

Ya en la consulta, y tras ponerle anestesia dental, tuvimos que limpiar ese resto de comida que de otra forma nunca iba a poder retirar. 

El anterior es solo un ejemplo de las diferentes situaciones que nos pueden llevar al dolor de encías. Por lo general, a pesar de estar inflamadas, las encías no suelen doler. Muchas veces las vemos rojas y sangrantes pero no duelen. 

Si has podido revisar mis correos anteriores, ya sabes que el color rojo y el sangrado son signos de la presencia de una infección. Al igual que en el caso de otras enfermedades que pueden afectar nuestro organismo, las enfermedades de encías no suelen doler. 

Este problema se produce sobre todo debido al desarrollo de abscesos, los cuales son procesos inflamatorios dolorosos que nacen producto de una infección.

¿Existen varios tipos de abscesos que pueden generar dolor de encías?

Sí. En términos generales existen 3 tipos de abscesos:

Abscesos gingivales: Son aquellos que afectan de manera superficial las encías. Un ejemplo clásico es aquel absceso que se produce por el empaquetamiento de una hojuela de pop corn entre la encía y un diente. Puede ocasionar un dolor de encías transitorio y que muchas veces no requiere de visita al dentista.

Abscesos periodontales: Son aquellos que afectan de manera profunda a las encías, hueso y los diferentes tejidos que rodean los dientes. Son más comunes en los pacientes con enfermedad avanzada de encías o periodontitis. Pueden ocasionar un dolor de encías intenso y muy agudo. Requiere de tratamiento de urgencia pues pueden poner en riesgo al diente.

Abscesos pericoronarios: Son aquellos que se producen por el empaquetamiento de restos y/o bacterias a nivel de la encía que rodea un diente que erupcionó parcialmente. Un clásico ejemplo son aquellos que se producen alrededor de las terceras molares, cordales o muelas de juicio. Pueden ocasionar un dolor de encías intenso y muy agudo. Requieren de una cita con el dentista.

¿Existen varios tipos de abscesos que pueden generar dolor de encías?

Sí. En términos generales existen 3 tipos de abscesos:

Abscesos gingivales: Son aquellos que afectan de manera superficial las encías. Un ejemplo clásico es aquel absceso que se produce por el empaquetamiento de una hojuela de pop corn entre la encía y un diente. Puede ocasionar un dolor de encías transitorio y que muchas veces no requiere de visita al dentista.

Abscesos periodontales: Son aquellos que afectan de manera profunda a las encías, hueso y los diferentes tejidos que rodean los dientes. Son más comunes en los pacientes con enfermedad avanzada de encías o periodontitis. Pueden ocasionar un dolor de encías intenso y muy agudo. Requiere de tratamiento de urgencia pues pueden poner en riesgo al diente.

Abscesos pericoronarios: Son aquellos que se producen por el empaquetamiento de restos y/o bacterias a nivel de la encía que rodea un diente que erupcionó parcialmente. Un clásico ejemplo son aquellos que se producen alrededor de las terceras molares, cordales o muelas de juicio. Pueden ocasionar un dolor de encías intenso y muy agudo. Requieren de una cita con el dentista.

¿Qué debes hacer si sientes un dolor de encías que no disminuye con el tiempo?

Lo primero que puedes hacer es tratar de reforzar la higiene en dicha zona. Es aconsejable pasar el hilo dental para tratar de retirar el resto de alimento que haya quedado empaquetado.

Lo segundo que puedes hacer es tomar una medicación para el dolor. Lo aconsejable es que tomes alguna que ya te medicaron en el pasado.

Si la molestia continúa a pesar de que pasaron varias horas después del paso del hilo dental, lo mejor es sacar una cita con el dentista.

¿Qué no debo hacer si tengo un dolor de encías?

No debes tomar antibióticos. Si no se ha retirado el factor que ocasiona el problema, a largo plazo el antibiótico podría terminar empeorando la situación.

Recuerda que si tienes alguna consulta o sugerencia puedes contactarnos dando click en el siguiente enlace: Dale click aquí.

Atte.

Dr. Juan Francisco Ceccarelli

Leave a Reply

Your email address will not be published.