Carlos me llamó desesperado porque no soportaba el dolor en su boca. Me contó que se había alojado comida entre sus dientes y sentía un dolor muy agudo e intenso. Carlos tenía dolor de encías.

Tras escuchar a Carlos, lo invité al consultorio de Clínica de Encías a una consulta personalizada para así poder evaluar su condición dental. Tras detectar donde se habían alojado los residuos de comida (causa de sus dolores) y ponerle anestesia dental, procedimos a limpiar los restos de alimentos que de otra forma nunca iba a poder retirar. 

El caso anterior es solo un ejemplo de las diferentes situaciones que nos pueden llevar al dolor de encías. Por lo general, a pesar de estar inflamadas, las encías no suelen doler. Muchas veces vemos las encías rojas y sangrantes, pero no duelen. 

Si has leído mis entradas anteriores o visto mis videos en Mi Canal de YouTube, ya sabes que el color rojo y el sangrado de encías son signos de la presencia de una infección, gingivitis o una periodontitis. Al igual que en el caso de otras enfermedades que pueden afectar nuestro organismo, las enfermedades de encías no suelen doler.

A veces el dolor de encías puede presentarse debido a causas puntuales, puede ser generado por un fuerte cepillado bucal, mal uso del hilo dental o por masticar objetos y alimentos duros que crean leves heridas o lesiones en la zona periodontal (encías, ligamentos y hueso que rodea los dientes).

Sin embargo, cuando el dolor es constante y existe presencia de inflamación y sangrado de encías, puede tratarse de una enfermedad periodontal como una gingivitis o periodontitis. Igualmente, estos dolores también pueden producirse por la retracción de las encías, la cual si bien es común encontrar con el paso de los años y el envejecimiento, puede producirse y agravarse por la mala posición de los dientes, un cepillado traumaático y malos hábitos.

Las enfermedades avanzadas de encías como la periodontitis suele aparecer a partir de los 30 años, causando mal aliento, sensibilidad al frío o calor, cambio de color de las encías, sangrado de encías e incluso flojamiento de los dientes.

Por otra parte, el dolor de encías más frecuentemente se produce debido al desarrollo de uno o varios abscesos dentales, los cuales son procesos inflamatorios dolorosos que nacen producto de una infección bacteriana.

Si sospechas de la presencia de alguna de estas enfermedades dentales, en Clínica de Encías te recomendamos acudas a tu especialista periodontal o consulta con nosotros y concreta una cita haciendo clic aquí.

¿Qué es un absceso o flemón dental?

Un absceso dental es una enfermedad periodontal que es causada por una infección bacteriana, llegando a producir pus en diferentes regiones de un diente y generando dolores de encías muy intensos y molestos en los pacientes.

dolor de encías absceso o flemon dental

¿Cómo se produce un absceso dental?

Un absceso dental suele producirse a raíz de complicaciones generadas en la zona periodontal (encías, ligamento y hueso que rodea los dientes) que no son tratadas o solucionadas a tiempo, ya sea por caries, fracturas de dientes, traumatismos o enfermedades como la gingivitis y la periodontitis.

¿Signos y síntomas de un absceso dental?

Es de suma importancia que estés al tanto de los signos y síntomas que producen las enfermedades periodontales, esto te ayudará a mantenerte prevenido y atento a alguna de ellas:

  • Dolor agudo y persistente en una muela o diente que puede incluso sentirse hasta en la mandíbula o maxilar.

  • Mal sabor de boca.

  • Aparición de uno o varios bultos en la encía.

  • Aparición de pus.

  • Fiebre.

  • Hinchazón en las mejillas y encías.

  • Sensibilidad a temperaturas frías y de calor, en especial al ingerir alimentos fríos o calientes.

  •  Molestia o sensibilidad a la hora de ejercer presión sobre la pieza dental afectada. Esto mientras muerdes o masticas tus alimentos.

  • Inflamación, dolor, sensibilidad y palpitación de los ganglios linfáticos que se encuentran en el cuello o debajo de la mandíbula.

¿Cuáles son los tipos de abscesos dentales que pueden generar dolor de encías?

En términos generales existen 3 tipos de abscesos:

Abscesos gingivales:

Son aquellos que afectan de manera superficial las encías. Un ejemplo clásico es aquel absceso que se produce por el empaquetamiento de una hojuela de maíz entre la encía y un diente. Puede ocasionar un dolor de encías transitorio y que muchas veces no requiere de visita al dentista.

dolor de encías absceso gingivales

Abscesos periodontales:

Son aquellos que afectan de manera profunda a las encías, hueso y los diferentes tejidos que rodean los dientes. Son más comunes en los pacientes con enfermedad avanzada de encías o periodontitis. Pueden ocasionar un dolor de encías muy intenso, agudo e insoportable. Requiere de tratamiento de urgencia pues pueden poner en riesgo al diente.

dolor de encias absceso periodontal

Abscesos pericoronarios:

Son aquellos que se producen por el empaquetamiento de restos y/o bacterias a nivel de la encía que rodea un diente que erupcionó parcialmente. Un clásico ejemplo es aquellos que se producen alrededor de las terceras molares, cordales o muelas de juicio. Pueden ocasionar un dolor de encías intenso y muy agudo debido a la gravedad de la inflamación y las complicaciones que se producen, pudiendo causar la pérdida del diente. Para sanar estos tipos de absceso es necesario obligatoriamente de una cita con el dentista

dolor de encias absceso pericoronario

¿Qué hacer con el dolor de encías que no disminuye con el tiempo?

Lo primero que puedes hacer es tratar de reforzar la higiene en dicha zona. Es aconsejable usar cuidadosamente el hilo dental para tratar de retirar el resto de alimento que haya quedado alojado entre tus dientes. Si no sabes como usar correctamente el hilo dental te comparto un video donde aprenderás como usarlo: ¿Cómo se utiliza el Hilo Dental?. Contenido EXCLUSIVO para pacientes de Clínica de Encías.

Lo segundo que puedes hacer es tomar una medicación para el dolor. Lo aconsejable es que tomes alguna que ya te medicaron en el pasado. Sin embarjo, no debes tomar antibióticos sin receta médica alguna, ya que puedes hacerte daño.

Si la molestia continúa a pesar de que pasaron varias horas después del uso del hilo dental, lo mejor es sacar una cita con tu dentista o agenda con nosotros haciendo clic aquí, en Clínica de Encías estamos para ayudarte a superar estos problemas o enfermedades periodontales.

¿Cómo quitar el dolor de encías?

Por lo general, el dolor es tratable con algunos remedios que pueden aliviar este padecimiento. Sin embargo, siempre es necesario consultar con un especialista periodontal, para conocer las causas de este problema.

Si llegase a ser un dolor puntual y que no está asociado a ninguna enfermedad periodontal severa, podemos ejercer ciertos hábitos de higiene dental que pueden evitar que este dolor continúe, tales como: utilizar enjuague bucal antibacteriano, cepillarte adecuadamente tras cada comida, evitar el consumo excesivo de azúcar y hacer uso correcto del hilo dental.

Si el dolor es persistente, en Clínica de Encías te recomendamos acudir a un especialista o consultar con uno de nuestros profesionales haciendo clic aquí, y así poder conocer con exactitud tus signos y síntomas y poder agendarte una cita para tratar lo más pronto posible tu problema.

¿Cómo prevenir el dolor de encías?

A nuestros pacientes, siempre le hacemos énfasis en el cuidado de la higiene bucal, ya que una correcta salud dental previene cualquiera de todas estas enfermedades periodontales, por lo tanto:

 Cuida tu higiene dental y ejerce una buena limpieza bucal.

  • Utiliza enjuague dental antibacteriano.

  • Utiliza un cepillo dental de cerdas medianas y cepíllate tras cada comida o al menos dos veces al día.

  • Usa hilo dental al menos una vez al día y sobre todo por la noche.

  • Evita el consumo excesivo de tabaco y el alcohol.

  • Reduce el consumo de café y azúcar.

  • Acude a tu dentista para realizarte limpiezas dentales al menos cada 6 meses.

Aplica estas recomendaciones estrictamente y podrás evitar cualquier enfermedad periodontal. También puedes ver nuestros 7 consejos prácticos para combatir el mal aliento desde casa, estos sencillos pasos te ayudarán a prevenir y combatir otros problemas dentales que provocan dolor de encías.

¿Qué no hacer si tienes dolor de encías?

No debes tomar antibióticos o automedicarte. Si no se ha retirado el factor que ocasiona el problema el antibiótico podría terminar empeorando la situación.

¿Cuándo acudir al médico?

Siempre es importante acudir a un profesional si existe o se sospecha de alguna enfermedad periodontal. Si ya tienes un especialista asiste con él y preséntale tus dudas. Si no, haz clic aquí y conversa con un profesional de nuestra Clínica de Encías, estaremos atentos a tus inquietudes y gustosos de atenderte, para nosotros un paciente informado, es un paciente sano.


Un gran abrazo.

Atte.

Dr. Juan Francisco Ceccarelli

¿Te gusto está información? Comenta abajo y compartela con tus familiares y amigos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.