Morir por una infección dental ¿Es posible?

Esta es una de las preguntas pendientes por responder y que un querido paciente me hizo hace un tiempo. 

¿Tú qué piensas? ¿Conoces a alguien que haya fallecido por un problema dental?

Tal vez no es algo frecuente, sin embargo existen diferentes mecanismos por los cuales un problema dental puede afectar nuestra salud general y ponerla en peligro.

Antes de darte ejemplos de enfermedades o condiciones que pueden ponerte en riesgo, es importante que conozcas los mecanismos por los cuales se puede dar este problema. Si bien en los artículos científicos encontramos 3 mecanismos, vías o formas, con fines prácticos los he resumido en 2.

Mecanismo N.º 1: Una infección dental puede invadir la circulación sanguínea. Los microorganismos que ingresan a la sangre y circulan por el organismo suelen ser eliminados por el sistema de defensa. Sin embargo, si los microorganismos encuentran condiciones favorables, pueden asentarse en un sitio determinado y, después de un cierto lapso de tiempo, comenzar a multiplicarse y generar una infección más allá de la boca.

Mecanismo N.º 2: Las bacterias, que generan una infección dental, pueden generar y/o liberar diferentes sustancias o moléculas que las hacen patológicas. Tal vez las bacterias ya no viajan, pero si lo hacen estas sustancias a través de la circulación sanguínea y causar reacciones en zonas inesperadas.

Ahora vamos a ejemplos más concretos. El principal riesgo odontológico para la salud general son los abscesos dentales.

¿Qué es un absceso dental?

Es una infección e inflamación de un tejido del organismo caracterizado por la hinchazón y la acumulación de pus.  El absceso es una consecuencia de una infección dental.

¿Por qué se genera un absceso dental?

Estos pueden generar condiciones que son bastante agresivas. Los abscesos se forman debido a que la pulpa dental (“nervio”) del diente se ve afectada debido a una caries o un traumatismo. Otro tipo de abscesos son aquellos que se forman por la acumulación de bacterias o restos de alimentos entre la encía y los dientes. Esto último se da sobre todo en pacientes con enfermedad de encías no controlada, dientes destruidos o ante la presencia de una tercera molar (muela de juicio o cordal) que no ha terminado de salir (erupcionar). 

¿Qué complicaciones o riesgos pueden generar los abscesos dentales?

Estos abscesos, si no son controlados, podrían seguir alguno de los mecanismos antes mencionados e incluso generar una inflamación tan grande que empuja la lengua hacia atrás reduciendo nuestra capacidad para respirar y con ello un peligro inminente.

Un absceso dental no se va sin tratamiento. Si el absceso revienta, el dolor puede disminuir considerablemente, pero aun así necesitas tratamiento dental. Si no se drena el líquido del absceso, la infección puede extenderse a la mandíbula y a otras áreas de la cabeza y el cuello. Incluso podrías tener sepsis, una infección potencialmente mortal que se extiende por todo el cuerpo. Por otro lado, si tienes el sistema inmunitario debilitado y no te haces tratar un absceso dental, el riesgo de una infección generalizada aumenta todavía más.

¿Qué otra enfermedad dental puede poner en riesgo la vida?

Otra condición que puede tener un efecto en el organismo y que puede ser un riesgo para la salud, es la enfermedad severa de encías conocida como periodontitis crónica. Esta enfermedad, que es producto de una infección, ha demostrado ser un factor de riesgo para:

  • Infarto de miocardio

  • Bajo peso al nacer

  • Parto prematuro

  • Aumento de la severidad de la diabetes

Existen otras condiciones o enfermedades que han sido relacionadas con las infecciones bucales, no obstante son menos frecuentes y no deseo abrumarte más de la cuenta.

Finalmente, ¿Cómo podemos prevenir un absceso dental y la enfermedad severa de encías (periodontitis)?

La mejor forma es evitando las caries dentales y las enfermedades de encías desde su forma más leve. Por otro lado, si tienes periodontitis crónica el objetivo es mantener controlada la enfermedad. Para ello comparto contigo los siguientes tips:

  • Cepíllate los dientes al menos dos veces por día con un dentífrico con flúor.

  • Usa hilo dental o un limpiador interdental para poder limpiarte entre los dientes a diario.

  • Reemplaza el cepillo dental cada tres o cuatro meses, o siempre que las cerdas estén desgastadas.

  • Come alimentos saludables, y limita el consumo de dulces y gustitos entre las comidas.

  • Visita a tu dentista para realizarte controles regulares y limpiezas profesionales.

Recuerda que si tienes sospecha de tener algún problema bucal o te gustaría ponerte en contacto con nosotros, lo puedes hacer dando click en el siguiente enlace: Dale click aquí

Saludos,

Dr. Juan Francisco Ceccarelli


Referencias:

  • Li X, Kolltveit KM, Tronstad L, Olsen I. Systemic diseases caused by oral infection. Clin Microbiol Rev. 2000 Oct;13(4):547-58. doi: 10.1128/cmr.13.4.547-558.2000. PMID: 11023956; PMCID: PMC88948.

  • Absceso dental. Mayo Clinic. Revisado 11/04/2021. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/tooth-abscess/symptoms-causes/syc-20350901#:~:text=Un%20absceso%20dental%20periapical%20ocurre,hasta%20llegar%20a%20la%20ra%C3%ADz.

Leave a Reply

Your email address will not be published.