Esta semana tuve la visita de una paciente quien, después de ir a varias consultas, me comentó que desde que le hicieron una funda o corona sobre un diente, siempre ha tenido sangrado. 

En las diferentes consultas le dijeron:

“Es normal, ya pasará”

“Tienes las encías débiles”

“Tu sangrado de encías es genético”

Podría continuar citando los diferentes comentarios que le hicieron, sin embargo ¿Están en lo correcto?

Primero, el sangrado de encías no es normal. Es un signo de que existe inflamación. Tener inflamación permanente no es algo bueno, ya que puede destruir los tejidos que están alrededor del diente. Por otro lado, el sangrado puede contribuir a tener un sabor desagradable o incluso mal aliento.

Segundo, las encías no sangran porque son débiles. Si bien puede haber encías “gruesas” y encías “delgadas”, con buena higiene se evita que haya inflamación y sangrado.

Tercero, si bien es cierto que puede haber predisposición genética para con las enfermedades de encías, si tienes un buen control de higiene no deberías preocuparte pues tendrás las encías sanas.

Entonces… ¿Por qué podría haber un sangrado frecuente en un diente después de que le pusieron una funda o corona? Sucede que la relación entre los dientes, las encías y el hueso que rodea nuestros dientes tiene un equilibrio armonioso. Lamentablemente este equilibrio se puede perder si las curaciones (Restauraciones), fundas o coronas invaden un espacio que no les corresponde. Ello puede generar zonas de sangrado muy frecuente y hasta permanente.

Si tienes este problema estoy seguro de que puedo ayudarte. Puedes comunicarte conmigo dando click en el siguiente enlace: https://bit.ly/3cKCLWb

Espero que este contenido haya sido de valor para ti. Recuerda que puede compartirlo y ayudar a muchas personas.

 Saludos,

Dr. Juan Francisco Ceccarelli

Leave a Reply

Your email address will not be published.